Sillones y color para nuestra casa

Con la llegada del verano todos nos encontramos un poco más enérgicos, repletos de alegría, algo que tiene sus consecuencias en la manera en la que queremos decorar nuestro hogar que se llena de buenas vibraciones, y sobretodo color, mucho color.

Hoy os queremos desvelar algunas de las principales claves para la decoración que serán tendencia a lo largo del verano de 2014, con las que podremos vestir a nuestro hogar a la última moda.

Con el verano llegan las vacaciones, las jornadas de trabajo reducidas y solemos disfrutar de más tiempo libre. Tal vez sea por eso, por el clima más relajado… la cuestión es que uno de los efectos del cambio de estación es que acostumbramos a quedar más con los amigos.

Salimos por la noche, acudimos a cenas e invitamos a nuestros amigos a casa. El salón de nuestra casa se convierte en la estancia que más disfrutamos, con la compañía de nuestros amigos.

Nuestros sillones y sofás pasan a ocupar un espacio destacado, ya que son nuestro “centro de reunión”. Para tener un ambiente agradable, lo ideal es que la sala sea amplia, con espacio para un grupo de personas que se pueda mover y conversar a gusto. En cuanto a los sillones, es importante que tengamos varias plazas para acomodar a todos nuestros amigos. Y que tengan un aspecto presentable.

Por el motivo que sea, es bastante habitual tener sofás algo viejos, con el tapizado desgastado que no dan una sensación de limpieza ni son especialmente acogedores. Comprar un sillón o renovar tu sofá no tiene porqué ser caro. Hay muchas tiendas online de muebles, como Hogart o incluso Ikea con un buen y completo catálogo a precios para todos los bolsillos.

Los colores del verano en muebles y decoración:

Comenzamos con una de las principales tendencias en decoración, y es que la gama de colores para decoración de interiores que más se está utilizando es aquella basada en la gama de colores Pantone, y entre los que destaca el color coral, una tonalidad a la última moda y que podremos utilizar tanto en la decoración de interiores como en los exteriores, en el caso de terrazas o jardines.

Si nos gusta este color, tenemos muchas opciones para vestir nuestro color de esta tonalidad, ya que al ser un color repleto de versatilidad, es ideal para pintar las paredes, e incluso para utilizar en los textiles, como por ejemplo cortinas de grandes ventanales exteriores.
Para sacar el máximo partido a la decoración basada en el color coral, debemos de tener en cuenta que este color saca su versión optimizada al ser combinado con otros, ya que al ser sus tonalidades tan cálidas, se combinan a la perfección con gamas de azul (un color frío), que aportarán frescor y luminosidad a las estancias.
El coral también se convierte en la estrella de la decoración en nuestro baño, donde se recomiendan los juegos de toallas basados en este color.
En otras estancias como por ejemplo la cocina, podremos introducir esta tonalidad pero sin caer en el abuso, por lo que se recomienzan pequeños complementos como servilletas, o jarrones florales de pequeño tamaño.
En el salón, uno de los puntos de la casa donde a lo largo del verano pasamos más tiempos, también podemos optar por complementos color coral, los cuales resultan ideales en cojines o cortinas, que en combinación con un tapizado en blanco, o una alfombra azul claro, llenarán de luminosidad y energía a la estancia.
Por último nos trasladamos hasta los dormitorios, donde el coral se convierte también en uno de los principales protagonistas, aunque, al igual que en las otras estancias de la casa, debemos cuidar los detalles y nos caer en el abuso.
Lo ideal en nuestro dormitorio es introducir el color coral en forma de juegos de cama (estampados o lisos), que en combinación con almohadones de esta tonalidad conseguirán vestir a nuestro hogar a la última moda.

MET Ball

Por si no lo sabéis el MET tiene una nueva exposición dedicada a la moda, este año las protagonistas son dos mujeres de armas tomar que han cambiado el curso de la historia de la moda: Elsa Schiaparelli y Miuccia Prada. La alfombra roja no podía estar más abarrotada, ríetele tu de los Oscars…

Anna Wintour era la maestra de ceremonias como de costumbre, vestida de blanco con un vestido inspirado en Elsa Schiaparelli firmado por Prada, un 2 en 1 de lujo, con una langosta dorada. La acompañaba su preciosa hija Bee Shaffer vestida de Erdem así como infinidad de diseñadores, modelos y celebrities.

Si dejamos de lado a Miuccia que acudía tremenda en pantalones y con prisas, el rey de la noche fue mi adorado Riccardo Tisci, guapo y simpático acompañado de dos de las mejor vestidas de la noche: Rooney Mara y Beyoncé. Impecables sin más, cada una en su línea, pero ambas de negro y con transparencias, la cantante con cola, plumas y degradado en lila. Pero no fueron las únicas que eligieron Givenchy, Gisele Bündchen, Carine Roitfeld y Liv Tyler todas de negro, se decantaron por el savoir faire de la casa. Ese amor por lo oscuro y romántico hace de Tisci un éxito seguro. Le amo.

Otra de mis predilectas, Florence Welch brilló igualmente en la alfombra roja, vestida de Alexander McQueen. El vestido no podía ser más pomposo y sin embargo no le podía encajar mejor… Cate Blanchett también apoyó a la casa McQueen y acompañó a Sarah Burton, mucho más discreta que Florence, con un vestido negro, aunque lleno de detalles y texturas.

Pero hay que hablar de Prada, la marca reina de la noche y que sin duda vistió a más famosas. Carey Mulligan fue una de las que eligió la firma italiana, con un vestido de lentejuelas oversize en plata. También siguieron a Miuccia: Amber Valetta, Jessica Biel, Eva Mendes, Angela Lindvall, Linda Evangelista y Grace Coddington; con vestidos de distintas colecciones de la firma, mostrando la versatilidad de Prada. Pero la cosa no quedó aquí, destacaron en Prada Diane Kruger, con un gown vaporoso en azul eléctrico, Gwyneth Paltrow, con un espectacular mini vestido en plata y Kate Bosworth entre plumas degradadas. Brava Miuccia.

Me sorprendió positivamente Lana del Rey, vestida de plata y con una capa negra, todo por obra y gracia del maravilloso Joseph Altuzarra. Isabel Lucas fue la elegida por Proenza Schouler, aunque no deslumbró. Guapísima apareció Scarlett Johansson de Dolce & Gabbana, con un vestido dorado y blanco muy rococó.

Por suerte las chicas Valentino brillaron con luz propia, por un lado la jovencísima y dulce Lily Collins, del otro, la consagradísima fashionista Sarah Jessica Parker. Vivan las flores y los vestidos románticos de la firma italiana.

Karolina Kurkova fue de las más arriesgadas de la noche, con un turbante (imitación de Kate hace unos años con Marc Jacobs…) cuajado de lentejuelas como su vestido, con una espalda de vértigo. Todo por obra y arte de la genial Rachel Zoe.

Siguiendo con las tops: Anja Rubik, se pasó de largo con su vestido de Anthony Vaccarello. Para empezar es too sexy, mucha piel está a la vista pasándose al lado de lo chabacano, y después está la cuestión del peso…de los huesitos de Anja, que así a la vista, no juegan a su favor. No entraré en el dilema del peso, etc.. Quizás es su constitución pero es ciertamente impresionante.

Michael Kors acudió acompañado de Hillary Swank y Jessica Alba, ambas vestidas con sus diseños, la primera en rojo y la última en dorado. Stella McCartney fue otra de las diseñadoras pluriempleadas de la noche, con looks tan dispares como los de Cameron Díaz, sexy de dorado o M.I.A muy en su línea, con un look tropical de corto…

Camilla Belle acertó como de costumbre esta vez con un vestido de Ralph Lauren, en plata y con un look muy glam y retro. Marc Jacobs hizo gala de su locura habitual vestido de Commes des Garçons mostrando su ropa interior bajo un vestido transparente. Él visitó a Alexa Chung de Louis Vuitton así como a Natalia Vodianova.

El repertorio de Glee también acertó, por un lado Lea Michelle se lució con un gown de lentejuelas azul oscuro de Diane Von Furstenberg. Por su parte, Dianna Agron optó por el verde esmeralda de Carolina Herrera y lucía espectacular. Me sorprende gratamente ver que Renée Zellweger ha dejado de lado a Carolina Herrera y apuesta por Pucci con Peter Dundas a su cabeza. El vestido es un gown impresionante, negro, con cola, plumas y transparencias, excesivo pero precioso.

Entre las horteras destaca desgraciadamente Coco Rocha, la top arriesgó con el color de un retro Givenchy en amarillo y rosa. Esta vez la suerte de Zac Posen no la acompañó, el diseñador acudió acompañado por la actriz Amber Heard. Otra que falló fue Christina Ricci, vestida con un excesivo vestido de Thakoon. Pero para hortera Giovanna Battaglia, de Dolce & Gabbana, excesiva y rupestre. Me apenó enormemente ver a Nicolas Ghesquière acompañado de Kristen Stewart más horrible que nunca.

Mucho más acertada estaba Claire Danes, de blanco en J. Mendel con cuello escote tipo solapa. Por no hablar de Rihanna, guapísima de negro por el salvaje Tom Ford. Muy original acudió Kirsten Dunst con un look 40’s firmado por Rodarte. Mary Kate Olsen, muy oxigenada vistió de negro por su The Row, muy guapa. Marion Cotillard brilló de Dior siendo una de las más bellas de la noche. Chloé Sevigny de las más originales y sexys de Miu Miu muy 60’s.

Por allí también vimos a Solange Knowles de amarillo con un vestido tipo péplum firmado por Rachel Roy; Emma Stone de Lanvin; Emily Blunt en un Calvin Klein rosa body con así como Rosario Dawson y Hanneli Mustaparta; Candice Swanepoel de Rag & Bone; Nina Dobrev muy guapa de Donna Karan Atelier; Dakota Fanning de Louis Vuitton así como Jessica Chastain; Elizabeth Banks de Mary Katrantzou; January Jones de Versace, Jordan Dunn Balmain, Doutzen Kroes de Roland Mouret y Poppy Delavigne en Chanel.

También Rashida Jones y Brooklyn Decker de Tory Burch; Ginnifer Goodwin de Moniquie Lhuillier; Amy Adams de Gianbattista Valli; Emma Roberts de Escada; Kristen Bell de Tommy Hilfiger; Sofia Vergara de Marchesa así como Leighton Meester que se pasó con el autobronceado; Caroline Trentini de Theyskens, Jessica Stam de Dior; Rosie Huntington- Whiteley de Burberry; Chanel Iman de Tom Ford; Malin Akerman de Diane Von Furstenberg y Carolyn Murphy de Alexander Wang, Ashley Greene de Donna Karan Atelier, Dree Hemingway de Topshop, Constance Jablonski de Haider Ackermann y Heidi Klum de Escada.

Mezclar prendas

Una vez más estamos inmersas en la gran vorágine… ¡las rebajas!. En su día, en “Copiar looks antes de comprar”, ya os aconsejamos una táctica para no dejarse llevar por el impulso y acabar con un top de lentejuelas que jamás nos pondremos.

El único momento del que nosotras disponemos (y seguro que muchas de vosotras también) para aventurarnos en las rebajas es cuando salimos de trabajar, y ya sabemos en qué estado se encuentran las tiendas a esas horas, sobre todo las más grandes… Más o menos como si hubiera ocurrido un cataclismo de los que se ven en las pelis americanas.

Lo que hemos hecho nosotras para evitar la compra impulsiva y el caos en las tiendas, es visitar nuestros blogs preferidos (os recomendamos el blog de Garance Doré, la mujer de The Sartorialist) y las páginas de moda para inspirarnos y elegir los looks que más nos gustan. Y después hemos rastreado las webs de cada marca para concretar nuestros “fichajes” y comprar online.

Y es que comprar desde cualquier lugar ¡es impagable!. Te evitas todo ese caos de mujeres nerviosas (algunas incluso rozan la agresividad), no tiene por qué haber tienda física de la marca que te guste en tu ciudad y además suele haber artículos que no se pueden encontrar en las tiendas a pie de calle…

Y vosotras ¿os animáis a comprar online? ¿Tenéis algún truco cuando vais de rebajas?

Hoy os traemos una marca que nos ha cautivado desde que la descubrimos. Mimmëko se crea en el Norte de algún lugar en la costa y este es el punto de referencia para los diseños de tres chicas que comparten pasión por el mar, por la naturaleza, por lo nórdico y por la libertad. Quisieron crear este proyecto con paciencia y con mucho mimo y amor siendo el mar y su modo de vida la fuente primordial de inspiración.

Estas chicas hacen lo que les gusta y en sus prendas (para chicas y chicos) se refleja el espíritu del norte donde las raíces, la familia y la naturaleza conviven. Una de las cosas que más nos han gustado son sus alpargatas, un calzado de toda la vida que hemos usado todas (¡y todos!) en algún momento y que Mimmëko ha relanzado con unos diseños étnicos muy chulos y alegres. Además están fabricadas con materiales sostenibles (la suela en yute y el canvas y la fundita de rayas es de algodón orgánico).

También tienen camisetas de algodón muy fresquitas para el verano con diseños de rayas y con fotos de paisajes que han sacado a lo largo de sus viajes o que han rescatado del pasado.

El concepto de esta marca, su inspiración y sus productos nos han encantado y os animamos a que investiguéis sus creaciones y diseños. Como dicen sus creadoras, “Es una aventura que acaba de comenzar, algo bonito… intentaremos que la familia Mimmëko vaya creciendo poco a poco con amor… y esmero”. Seguro que lo consiguen ¡enhorabuena chicas! ;)

Podéis encontrar todos sus productos en su web mimmeko.com (importante: envíos gratis) seguir su blog donde reflejan el concepto “mimmëko Liffe Style” y su página de Facebook.

Aportaciones de los lectores:

Maria:
A mi las rebajas me superan… entre el desorden, la locura colectiva, y la calidad penosa en muchas tiendas… Si no me gustan las compras normalmente, ahora menos. Yo he comprado bastante online, sobre todo en ASOS tienen de todo (casi demasiado, puede ser un mareo), pero a buen precio y el envío es rapidísimo (en 3 o 4 días lo tienes en casa).

Arantxao:

Mi truco para rebajas es comprar básicos que no se pasen de moda: camisetas básicas, algún vaquero, un blazer normalito.. lo que necesitemos pero de fondo de armario sin que sea “lo que está súper de moda” ese año porque el año que viene ya no nos gustará… y desde hace algún tiempo desde luego la compra online!, ya no revuelvo ni hago colas… con las firmas típicas (zara, mango, etc…) puedes saber tu talla con probarte una vez algo en tienda y con el resto como asos hay que tomarse la molestia de medirse y no volverse loca en cuanto a cantidades… cabeza, siempre cabeza.

Tienda de moda y diseño

La semana pasada llegó por fin el temido día. Ya no podía alargar más esa tarea que tenía pendiente y que planeaba encima de mi cabeza hacía algunas semanas… el famoso cambio de armario. Es decir, esa obligación que tenemos las chicas y que nunca entienden los chicos (porque ellos no hacen el cambio, claro).

Me puse manos a la obra y poco a poco fue sucediendo lo de siempre… los jerseys no me cabían en las cajas y guardar los abrigos y chaquetas resultó ser una auténtica clase de fitness. Como suele ser habitual en estos cambios de armario aproveché para hacer limpieza. Es entonces cuando tuve que decidir qué prendas retirar para siempre. Tuve que renunciar a algunas favoritas porque ya eran insostenibles (de las bolas que tenían..). También había otras que me encantaban pero que sabía seguro que no las iba a usar porque nunca me gustó cómo me quedaban (¡muy típico nuestro!).

A pesar de que me costó tomar alguna decisión, conseguí por fin tener mi armario ordenado y listo para inaugurar el buen tiempo. Fruto del orden y la limpieza, me encontré con un montón de ropa con la que, como siempre, no sabía qué hacer. Siempre está la típica amiga a la que sabes que le va a hacer “ilu” si le regalas tal o tal cosa…pero generalmente nos tiramos con ese montón de ropa una buena temporada antes de deshacernos de ella.

(más…)